martes, 25 de febrero de 2014

Pudin de pan y manteca

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de febrero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: pudin de pan y mantequilla


Hoy un clásico de la cocina británica pero también de la gallega. Encontré referencias a esta receta en todos los libros de cocina gallega que tengo y el nombre más generalizado para ella es Mistura galega, pero también se puede llamar budín de voda o budín de miolo con pequeñas variaciones en sus ingredientes y también vincha, buxo na vixiga o bandullo cuando se cuece dentro de la vejiga del cerdo aunque en este caso no lleva leche.

 

Tengo que reconocer que no esperaba que me gustase tanto.
Lo hice así:

Ingredientes:

500 ml. de leche entera
4 huevos
1/2 barra de pan reseso
Manteca de vaca para untar (o mantequilla)
4 cucharadas colmadas de panela (o azúcar)
ralladura de limón verde
1 palo de canela
un puñado de nueces troceadas (o pasas, almendras tostadas, piñones...)

 
Preparación:

Precalentar el horno a 180º.
Con batidora o con varillas mezclar bien la leche con los huevos.
Cortar la barra de pan en rebanadas finas y untar con la manteca de vaca.
Colocar las rebanadas de pan en un molde cubriendo el fondo, espolvorear con panela y ralladura de limón verde. A continuación otra capa de pan, panela, ralladura de limón y el palo de canela. Añadir las nueces troceadas por encima.
Verter la leche sobre el pan y presionar un poco para que se empape bien.
Meter al horno y cocer durante unos 20-25 minutos. Pinchar con un palillo para ver si está cuajado y retirar del horno.
Dejar enfriar y servir, aunque yo lo probé templado y está muy bueno.


Los libros que consulté son:

"La cocina práctica" de Picadillo. Edición de Librería Arenas
"Cocina gallega" de Alvaro Cunqueiro y Araceli Filgueira. Ed. Everest
"Repostería en Galicia" de Mariano García y Fina Casalderrey. Ed. Xerais
"Recetas de repostería tradicional de la cocina familiar gallega y portuguesa" de Matilde Felpeto y Elvira Araujo. Ed. Nigra Trea

Hasta pronto,

sábado, 15 de febrero de 2014

Tarta Sacher



Hoy celebro que hace ya tres años publiqué la primera receta en el blog: tiramisú. Recuerdo perfectamente la emoción de ver el contador de visitas, los comentarios... Qué nervios! Confieso que sigo sintiendo el mismo gusanillo cada vez que publico una receta y espero seguir disfrutando de estos momentos durante mucho tiempo.
Para este aniversario elegí una Tarta Sacher, receta de Iria Castro. Una tarta chocolatosa pero nada empalagosa.



Ingredientes para el bizcocho:

120 gr. de chocolate (usé Nestlé postres)
90 gr. de mantequilla
120 gr. de azúcar
135 gr. de almendra molida
20 gr. de harina (normal, no es necesario que sea de repostería)
5 huevos
Mermelada de naranja amarga (o de albaricoque)

Ingredientes para el glaseado de chocolate:

150 gr. de azúcar
70 gr. de chocolate (Nestlé postres)
70 ml. de agua
25 gr. de cacao en polvo (usé Valor)
10 gr. de mantequilla


Preparación del bizcocho:

Precalentar el horno a 180º C.
Fundir el chocolate al baño María.
Separar las claras de las yemas. Batir 40 gr. de azúcar (de los 120 gr.) con las yemas y la mantequilla en pomada hasta que la mezcla quede esponjosa (lo hice con batidora de varillas). Si la mantequilla está muy fría, amasarla un ratito entre las manos.
Añadir el chocolate derretido, mezclar bien e incorporar la harina previamente tamizada y la almendra molida. 
Montar las claras a punto de nieve con el resto del azúcar (empiezo montando las claras y el azúcar lo añado poco a poco en cuanto las claras están ya blancas y espumosas).
Añadir las claras montadas a la masa y mezclar con una espátula con movimientos envolventes.
Pincelar un molde con aceite, verter la masa y hornear durante 50 minutos.
Retirar del horno, dejar enfriar y desmoldar.
Usé un molde de 18 cm. de diámetro, si usáis uno más grande necesitará menos tiempo de horneado.
En cuanto el bizcocho esté frío dividirlo en 3 láminas con un cuchillo de sierra, cubrir dos láminas con mermelada de naranja. Montar de nuevo el bizcocho. Envolver en papel film y guardar en el congelar 30 minutos.

Preparación del glaseado de chocolate:

Poner al fuego el agua con el azúcar. Cuando el azúcar esté diluído añadir el chocolate, el cacao y la mantequilla. Sin retirar del fuego mezclar con unas varillas hasta que todo el chocolate se haya fundido y la mezcla esté homogénea.
Dejar templar un poco.

Sacar el bizcocho del congelador, colocarlo al revés sobre una rejilla, es decir, poniendo la base del bizcocho hacia arriba porque así la superficie estará más lisa y tener la precaución de colocar debajo de la rejilla un plato o papel de horno para recoger el glaseado sobrante. Verter el glaseado templado sobre el bizcocho, caerá también por lo bordes sin que tengamos que hacer nada.
Dejar enfriar y ................. tarta Sacher lista!!

Gracias por estar ahí! Mil besos.

sábado, 25 de enero de 2014

Donuts

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina norteamericana: donuts
 
 
Hola!!
 
Hoy toca receta del Whole Kitchen y qué receta! Quién no ha comido un donut en su vida?
Yo todavía recuerdo cuando al comprar donuts te regalaban un álbum para coleccionar cromos de peces! Era precioso, alguien lo recuerda?
Bueno, al grano. Elegí la receta de Cocinando con Goizalde porque ya la había probado en otra ocasión y me gustó muchísimo. Hice algún cambio pero mínimo.
Tenéis que hacerlos, estos donuts saben a donuts! 
 
  
Donuts
 
Ingredientes:
 
300 gr. de harina blanca de trigo (usé Rincón del Segura, es harina de cultivo ecológico)
1 cucharadita de sal marina
la piel de una naranja mediana (sin parte blanca)
80 ml. de leche
40 gr. de mantequilla
25 gr. de levadura fresca
30 gr. de sirope de ágave (puede usarse miel)
1 huevo
aceite para freir 
 
 
Preparación en thermomix:
 
Poner en el vaso la harina, la sal y la piel de naranja. Triturar en velocidad máxima 30 segundos. Retirar del vaso y reservar.
Sin lavar el vaso, calentar la leche, la mantequilla y el sirope de ágave 3 minutos, 37º, velocidad 1. Agregar la levadura, mezclar 10 segundos a velocidad 6. Añadir a continuación el huevo y mezclar también 10 segundos a velocidad 6.
Añadir la harina reservada, mezclar 30 segundos a velocidad 6 y después amasar 2 minutos en velocidad espiga. Al terminar tapar el vaso con una toalla y dejar la masa levedando durante hora y media o algo más dependiendo de la temperatura de la cocina.
Pasado este tiempo sacar la masa del vaso, amasar ligeramente para hacer una bola y estirar con un rodillo sobre una superficie espolvoreada con harina. Yo dejé la masa de un grosor de medio centímetro aproximadamente sin embargo cuando repita la receta, que lo haré, dejaré la masa un poquito más gruesa.
Precalentar el horno a 40-50º C.
Cortar los donuts con un cortapastas redondo, si no tenéis valdría un vaso o una taza del diámetro que os parezca adecuado. Para cortar el círculo interior usé un cortapastas más pequeño pero valdría un tapón o algo similar. Los recortes que quedan se amasan de nuevo y volvemos a empezar hasta terminar con toda la masa.
Poner los donuts que se van cortando en una bandeja de horno con papel.
Apagar el horno y meter la bandeja con los donuts hasta que doblen o tripliquen su volumen (entre 15 y 30 minutos).
Freir en abundante aceite, no muy caliente, hasta que estén dorados por los dos lados. Poner sobre papel absorbente y preparar el glaseado.
 
 
Glaseado
 
Ingredientes:
 
300 gr. de azúcar
120 ml. de agua
 
Preparación:
 
Poner el azúcar y el agua al fuego y dejar hervir unos 5 minutos. Tenemos que conseguir un almíbar a punto de hebra fuerte. Sabemos que está listo cuando al poner un poco de almíbar entre el dedo índice y el pulgar nos queda una hebra gruesa al separar los dedos. Retirar del fuego y verter en un bol.
Bañar los donuts de uno en uno en este almíbar caliente y colocar sobre una rejilla para que pierdan el exceso. Hacer esta operación lo más rápidamente posible porque el almíbar al enfriarse espesará y será más difícil bañar el donut.
 
 
Dejar secar y ...... a comer!!
 
Con los ingredientes de esta receta salen unos 13 ó 14 donuts. Congelan perfectamente y al descongelar quedan muy bien.
 
Los próximos ......... glaseados con chocolate!!
 
Espero que os haya gustado. Hasta pronto! 
 

lunes, 13 de enero de 2014

Risolio

Hola!!
Después de tanto tiempo vuelvo al ataque con una receta que tenía muchísimas ganas de publicar. He tenido que esperar un año para saber si me gustaba o no. Y me ha gustado y mucho.
Se trata de un licor desconocido para mi hasta que leí su historia y su origen en la Revista digital BENBO, revista que se dedica a difundir la gastronomía de Galicia y todos los eventos que se cuecen por aquí. Si no la conocéis echadle un vistazo, estoy segura de que os parecerá muy interesante.
Volviendo a la receta, hace un año más o menos, en Benbo se publicó un artículo sobre este licor: "Risolio, el licor perdido". Quedé intrigada y decidí probar. El resultado ...... mejor de lo que esperaba: es un licor muy dulce, con sabor a especias, riquísimo.
Y aquí está la receta de ese artículo:


Ingredientes:

100 gr. de café molido
3 l. de agua
3 cabezas de clavo
3 piezas de anís estrellado
1 palo de canela
2 kg. de azúcar
2 l. de aguardiente


Preparación:

Preparar café en un litro de agua. Colarlo y añadirle los otros 2 litros de agua y también el clavo, el anís y la canela. Poner al fuego para que se vaya calentando mientras hacemos un caramelo con el azúcar.
Cuando el caramelo esté hecho añadirlo poco a poco y con muchísimo cuidado al café sin dejar de remover. Poner a hervir la mezcla durante 15 minutos. Dejar enfriar, colar y añadir el aguardiente. Remover bien y envasar en tarros grandes para que macere (usé uno de cuatro litros y otro de dos).
Dejar en maceración durante un año. Pasado este tiempo: embotellar, etiquetar y disfrutar!!
(Lo dejé tanto tiempo siguiendo el consejo de mi madre que hace licores buenísimos).


¡Y que no os pase como a mí, me equivoqué al etiquetar la botella y escribí 2012 en lugar de 2013!.

Un saludo y hasta pronto!

Nota posterior a la entrada: he recibido un comentario de la Revista Benbo en el que informan de que la receta de risolio de su artículo es del libro "Abecedario das mantenzas" de Fausto Galdo (Edicións Xerais). Muchísimas gracias por la información.


lunes, 25 de noviembre de 2013

Hojaldre invertido caramelizado

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de noviembre nos invita a preparar hojaldre invertido caramelizado


Hola de nuevo!
Cuando hace unos días vi la propuesta para este mes de Whole Kitchen pensé que no sería capaz de hacerla. Esta iba a ser la primera vez que hacía hojaldre, pero no sólo eso, tenía que ser invertido y caramelizado. Realmente, todo un reto!!
Pero qué es un hojaldre invertido? Aunque no lo hayáis preparado nunca seguro que habréis visto cómo se hace un hojaldre clásico: se prepara una masa con harina, agua, sal y un poquito de mantequilla, se estira en forma de cruz y en el centro se coloca un bloque de mantequilla que se cubre con la masa y se estira con rodillo hasta integrarla completamente.
Pues bien, en el hojaldre invertido, como su propio nombre indica, se invierte este orden: va a ser la mantequilla la que envuelva a la masa y no al revés. Parece complicado verdad? Pues no lo es tanto, no puedo decir que es lo más fácil que he hecho, pero sí que esperaba que fuese mucho más difícil. No quedó perfecto pero estaba muy rico. Este hojaldre lo usé para hacer milhojas de merengue:

 
Empezamos, lo primero que hay que hacer es preparar dos tipos de masa:

Masa de mantequilla (exterior)

Ingredientes:

60 gr. de harina*
160 gr. de mantequilla sin sal**

*  Aunque en la mayoría de las recetas que vi recomiendan mezclar dos tipos de harina, una floja y otra de fuerza, yo usé sólo una: harina blanca de trigo de cultivo ecológico Rincón del Segura
** La saqué de la nevera unos 15 minutos antes de empezar la receta

Preparación:

En un bol amasar la mantequilla y la harina hasta tener una mezcla homogénea. Yo lo hice con la mano, es rápido, pringoso pero rápido. No amasar demasiado. Poner sobre film transparente, cubrir con más film y estirar con rodillo formando un cuadrado (más o menos) de aprox. 2 cm. de grosor. Meter en la nevera minimo 1 hora. 


Masa de harina (interior)

Ingredientes:

150 gr. de harina
50 gr. de mantequilla sin sal derretida
5 gr. de sal marina
8 cl. de agua
1/4 cucharadita de café de vinagre

Preparación:

En bol mezclar todos los ingredientes también a mano hasta tener una bola que se despega de las paredes, enseguida la tendremos. Poner entre dos láminas de film transparente y estirar con rodillo hasta tener un cuadrado de aprox. 2 cm. de grosor de menor tamaño que la masa de mantequilla. Meter en la nevera minimo 1 hora. 


Pasado este tiempo, retirar de la nevera las dos masas, espolvorear harina sobre la mesa de trabajo y estirar cada una con el rodillo hasta conseguir un grosor de 1 cm. aprox. Una vez estiradas, colocar la masa de harina sobre la masa de mantequilla (como en la foto).

 
 Con el rodillo golpear la superficie de la masa y luego estirar del centro hacia arriba y hacia abajo intentando formar un rectángulo.
 
Y a partir de ahora, tendremos que plegar la masa: imaginar este rectángulo dividido en tres partes a lo largo, doblar un tercio de la masa hacia el centro, doblar el tercio opuesto y poner encima del pliegue anterior. Envolver en film transparente y dejar reposar en nevera 20 minutos. Pasado este tiempo, estirar la masa de nuevo formando un rectángulo, volver a plegarla y así un mínimo de 4 veces. Como no tengo fotos del plegado y es muy difícil hacerse una idea sin verlo, dejo aquí el enlace al blog i-recetas que explica todo el proceso de este hojaldre con muchísimo detalle y con unos gráficos muy ilustrativos para entender bien cómo se hacen los pliegues. Se pueden hacer dos tipos de pliegues: sencillo (el que hice yo) y dobles.
Después del último reposo, sacar la masa de la nevera, estirar sobre papel de horno, pinchar la superficie con un tenedor (me olvidé de hacerlo) y dejar reposar en la nevera 20 minutos más.
 
Precalentar el horno a 230ºC.
Sacar la bandeja de la nevera, espolvorear azúcar glas por toda la superficie de la masa y meter la bandeja en el horno caliente, bajando la temperatura a 190ºC. Al cabo de 8 minutos, cubrir la masa con una rejilla para evitar que suba en exceso, continuar el horneado 5 minutos más.
Retirar la bandeja del horno, quitar la rejilla, cubrir la masa con papel de horno, después con una segunda bandeja, idéntica a la primera y dar la vuelta, manteniendo las dos bandejas juntas. Retirar la primera bandeja y su papel. Se trata de caramelizar la plancha de hojaldre por las dos caras.
Calentar el horno a 250ºC.
Espolvorear toda la masa con azúcar glas y hornear de 8 a 10 minutos en la parte alta del horno, veréis como se carameliza el azúcar. ¡Ojo! Hay que vigilar, se quema fácilmente.
Retirar y dejar enfriar.


Mientras el hojaldre enfriaba, hice un meregue italiano en thermomix siguiendo la receta del libro "Repostería y pastelería con thermomix".
 
Ingredientes:
 
150 gr. de azúcar
50 gr. de agua
3 claras de huevo
3 gotas de zumo de limón
1 pellizco de sal
 
Preparación:
 
Poner el azúcar y el agua en el vaso y programar 10 minutos, varoma, velocidad 2. Retirar del vaso y reservar.
Sin lavar el vaso, colocar la mariposa en las cuchillas e incorporar las claras, el zumo de limón y la sal. Programar 3 minutos, velocidad 3 1/2.
Poner velocidad 3 1/2 y añadir el almíbar reservado por el bocal poco a poco y al terminar programar 6 minutos, velocidad 3 1/2.
 
Montaje del milhojas de merengue:
 
Cortar la plancha de hojaldre en dos mitades con un cuchillo y cuando digo cortar en dos mitades no me estoy refiriendo a separar las láminas del hojaldre sino a cortar por encima la plancha de hojaldre. Extender una capa gruesa de merengue sobre una mitad y cubrir con la otra, presionar un poco hasta que sobresalga merengue por los lados y retirar el exceso con el cuchillo. Y ya está!! y muy rico!!
 
Y no tan complicado como pensaba!!
Os animo a hacerlo, se le va cogiendo gustillo a medida que se hace.
 
Receta del hojaldre de Pierre Hermé (aunque no respeté sus tiempos de reposo).
 

jueves, 31 de octubre de 2013

Bombones de castaña y chocolate para una merienda de Difuntos

Esta noche ........... es la noche de Difuntos!
Vamos a merendar en el cementerio, comeremos trocitos de una rica tumba hecha con bizcocho genovés de chocolate y cubierta con tierra de galletas oreo, bombones de castaña y chocolate y beberemos la dulce sangre de dos granadas. Para protegernos de las ánimas llevaremos una calabaza tallada.


Bombones de castaña y chocolate

Ingredientes:

400 gr. de castañas (pesadas ya sin la piel gruesa)
200 gr. de chocolate 70% cacao (usé Lindt postres)
2 cucharadas de ron
4 cucharadas de leche de avena
2 rodajas de naranja confitada (receta aquí)
No llevan azúcar pero si la masa os parece poco dulce se le puede añadir.

Para rebozar los bombones usé cacao en polvo Valor y chocolate Nestlé postres.


Preparación:

Cocer las castañas peladas en agua que las cubra completamente. No añadí sal. En cuanto el agua empiece a hervir bajar un poco el fuego y dejar cocer hasta que al pincharlas con un cuchillo estén blandas, el tiempo depende de las castañas pero aproximadamente 30 minutos. Escurrir el agua y dejar enfriar un poco, lo suficiente para poder quitarles la piel fina sin quemarnos. Aplastar con un tenedor hasta que no quede ningún trozo entero. Reservar.
Cortar la naranja confitada en trocitos pequeños, reservar.
Fundir el chocolate al baño María y mezclar con las castañas, el ron, la naranja y la leche de avena (añadir de cucharada en cucharada para ver la consistencia de la masa). Este paso lo hice en thermomix, mezclando unos segundos en velocidad 5.
En la siguiente foto se puede ver el aspecto de la masa. Hay que tener en cuenta que al pelar las castañas cocidas nos podemos encontrar con algunas estropeadas que tendremos que desechar, por esto la cantidad de leche puede variar y es la razón por la que aconsejo añadirla de cucharada en cucharada.


Coger porciones de masa y dar forma con las manos.
Para hacer los bombones bañados en chocolate: fundir el chocolate al baño María, sumergir los bombones, retirar con un tenedor dejando caer el exceso de chocolate y dejar enfriar sobre una rejilla o un papel de horno.


Para hacer los bombones espolvoreados con cacao en polvo: poner el cacao en un cuenco y rebozar los bombones de uno en uno, retirar y pasar de una mano a otra para eliminar el exceso de cacao.

No tengo fotos del bizcocho de chocolate en las que se pueda ver el corte. Este bizcocho lo rellené con la crema de mantequilla y chocolate que me sobró de la tarta Dobos, os aseguro que está de mueeerte!! así que le dedicaré una entrada.

Para preparar esta merienda conté con la ayuda de mi cuñada Marina Breijo que modeló con fondant las figuras de los fantasmas y las lápidas. Quedaron chulísimas!! Gracias!!

Y una cosa más, el pasado sábado 19 de octubre fue la III  Xuntanza de Bloggers Galicia en Ourense, el lugar elegido fue el Castillo de Maceda y de la organización, perfecta, se encargaron Conchi Zúñiga, blog Cocinando setas, Pepe Oliveira, blog As pequeñas viaxes y Rubén Amorín, blog Ni mata ni engorda.

Foto de grupo de Berta Castro *

De principio a fin fue un día divertido, entrañable y lleno de sorpresas. 
Siguiendo las indicaciones perfectas que nos envió Pepe, llegamos al Castillo de Maceda donde me esperaba la primera sorpresa: reencuentro con la madre de un amigo de los primeros años de cole de mi hijo mayor, Tere. Qué cara se nos quedó a las dos! pero tú ....... tienes blog? cuál? y tú?... buenísimo! Qué alegría volver a verte!
El primer detalle fueron unas credenciales chulísimas con el logo de cada uno de los blogs. Saludos y presentaciones y en cuanto llegaron todos los asistentes pasamos a una sala donde  nos esperaba la degustación de los productos de tres empresas orensanas: Coren, buenísimos su jamón cortado a mano y el chorizo de la gama Selecta, de cerdo alimentado con castañas, Aceites Abril presentó sus mejores variedades y especialmente Gotas de Abril y Aouris, una delicatesen dorada y Adega Ponte da Boga sus vinos.

A continuación pasamos al comedor. Carlos Parra, cocinero, preparó este menú:
Boletus salteados con escamas de sal Maldon.
Capricho de tortilla con compota de cebolla y vino de Oporto.
Fideos de pimientos de Oimbra al ajillo con muslito de codorniz escabechada.

Arroz de pueblo.
Medallones de entrecot de ciervo albardado con compota de frutos del bosque y manzana.

Torrija de bica con tarta de queso y reducción de licor de hierbas.
Muy, muy bueno!
En la sobremesa Conchi Zúñiga desapareció un momento y reapareció con dos variedades de setas recogidas alrededor del Castillo y disfrutamos de una clase improvisada de micología.
No faltaron cánticos y regalos: Tere, blog Un momento dulce, nos regaló unas galletas Springerle preciosas!!, Marta, blog Travi en cocina, una tarjeta regalo para su tienda online de delantales  y otros complementos Mari Mandiles; Coren, una caja con productos de la gama Selecta y Aceites Abril una bolsa con tres botellitas de aceite. Gracias a todos!
Como siempre faltó tiempo para charlar con todo el mundo. La próxima vez será .....
Enhorabuena a los organizadores!!

Si os apetece ver más fotos y saber cómo lo vivieron los demás asistentes aquí tenéis los enlaces a sus respectivos blogs, la mayoría de ellos ya hicieron su reseña:
* Los asistentes, de izquierda a derecha y de arriba a abajo: Luis de La buena pitanza; Juan Carlos y acompañante de Gastronomía en verso; Sabela de Coge la comida y corre; Teresa de El Mundo de Miss Slower; Alberto de Máis grelos; Loli de O Garfelo; Conchi de Cocinando setas; Berta de El sabor de lo dulce; yo misma; Pepe de As pequenas viaxes; Víctor de O bandullo; María de María Tesouro; Vicky de Taller de azúcar; Jose de Cocina y Kuchnia; Rubén de Ni mata ni engorda; Emilia y acompañante de Cousas de Emilia; Jose de Galletas para Matilde; Manuel de Cervexeando; Chus de Siguiendo a Nenalinda; María José de Laurel y Canela; acompañante de Mayte del Fogón del Atlántico;  Mercedes de la Aprendiz de chef; Teresa y acompañante de Un momento dulce; Marta de Travi en la Cocina; Sandra de Galletas para Matilde; María José de Cocinando para ellos; Laura de La cocina de mezquita; Viví de O carón da lareira; y Majes y acompañante de Asómate a mi cocina.

Y esto es todo por hoy, y no es poco. 
Espero que os haya gustado. Hasta pronto!

viernes, 25 de octubre de 2013

Tarta Dobos


Gracias a la propuesta dulce de Whole Kitchen descubro esta tarta que no conocía. Como podréis imaginar es una tarta golosa, muuuy golosa, pero está buenísima y es perfecta para una celebración especial y ... como estamos empezando las celebraciones del Samaín aproveché la ocasión para decorarla con un motivo adecuado para esta fiesta.

Un poco de historia antes de empezar con la receta:

"La tarta Dobos es una tarta de origen húngaro inventada por Jozsef Dobos en 1884, se caracteriza por 5 o 6 capas de bizcocho alternada con crema mantequilla de chocolate que se corona con caramelo glaseado.
La tarta fue presentada en la Exposición Nacional de Budapest en 1885, donde llamó la atención sobre todo por su fina crema de chocolate y mantequilla, ya que hasta entonces las tartas se rellenaban con cremas pasteleras con base huevo o bien con natas montadas, de hecho, a esta tarta le debemos la popularización de las cremas basadas en la mantequilla....
Los emperadores Francisco José y Sissi, se deleitaban con ella y muy pronto se generalizó por su elegancia y suavidad por toda Europa. Hoy es un clásico en las pastelerías de toda Hungría. La receta fue un secreto hasta que el pastelero se jubiló en 1906 y dio la receta a la Asociación de Pasteleros y Panaderos de Budapest para que cada uno de sus miembros pudiera utilizarla libremente y adaptarla a su gusto."  (Círculo Whole Kitchen)



Bizcocho

Ingredientes:

6 huevos (yemas y claras separadas)
160 gr. de azúcar
150 gr. de harina
1 cucharadita de extracto de vainilla
1 pizca de sal marina
 
Preparación:
 
Precalentar el horno a 180ºC. Poner papel de hornear sobre las bandejas de horno, necesitaréis dos bandejas.
Batir las claras de huevo con la pizca de sal hasta que queden firmes, es decir, formarán picos y cuando volquemos el bol no se caerán. Reservar.
Batir las yemas con el azúcar y la vainilla, cuando tengamos una crema espumosa, añadir poco a poco la harina, mezclar hasta completar toda la harina y conseguir una crema homogénea.
Añadir esta crema a las claras montadas, mezclar poco a poco con movimientos envolventes. Tendremos una masa parecida a una mousse.
Extender la masa sobre las bandejas de horno.
Hornear entre 10 y 12 minutos. Dejar enfriar un poco y cortar círculos de 18 cm. (usé la base de un molde desmoldable de este diámetro, tendremos 6 círculos: 4 círculos enteros y 2 que formaremos con mitades aprovechando los huecos que quedan después de recortar los círculos enteros).

 
Crema de caramelo
 
Ingredientes:
 
150 g de azúcar
45 ml de agua
120 ml de nata líquida
60 g de mantequilla
 
Preparación:
 
Mezclar el azúcar con el agua en un cazo y poner a fuego lento, cuando esté el azúcar disuelto, subir un poco el fuego y retirar cuando tenga color caramelo, añadir la mantequilla y la nata con cuidado de no salpicarse, volver a llevar al fuego suave y cuando tengamos una crema homogénea retirar y reservar. 


Crema de chocolate y mantequilla
 
Ingredientes:
 
250 g de chocolate (usé Nestlé postres)
4 claras de huevo
220 g de azúcar
375 g de mantequilla
 
Preparación:

Derretir el chocolate al baño maría y reservar.
Mezclar las claras de huevo con el azúcar y poner a fuego suave hasta que el azúcar se disuelva.
Montar la mezcla de claras con azúcar hasta que alcance el punto de nieve. Es muy importante este paso.
Añadir la mantequilla a temperatura ambiente y seguir batiendo enérgicamente, hasta tener una crema consistente.
Añadir el chocolate poco a poco y batir hasta que esté totalmente integrado. Reservar
 

Montaje
 
Alternar capas de bizcocho y de crema reservando parte de crema para cubrir los laterales de la tarta. La última capa la cubriremos con la crema de caramelo. En este enlace y en este otro podéis ver vídeos con el montaje de la tarta, ¡ojo! las recetas no se corresponden con la de esta entrada pero me parece interesante ponerlos para ver dos formas diferentes de montaje. A mi me ayudó mucho verlos.
Decorar a vuestro gusto. Yo usé virutas de chocolate para los laterales y granillo de chocolate para hacer la figura del gato, coloqué un cortador de galletas con forma de gato sobre la tarta y rellené el interior con el granillo; para hacer los ojos usé un lacasito pequeño cortado a la mitad.

Tengo que deciros que me sobró un poco de todo. Del bizcocho quedaron los recortes que no tardaron mucho tiempo en desaparecer de la cocina, está buenísimo. De la crema de mantequilla y chocolate me sobró cantidad suficiente para rellenar un bizcocho genovés de chocolate que está de vicio (pondré la receta en la siguiente entrada) y de la crema de caramelo también pero está tan rica que va desapareciendo poco a poco.

Nos gustó muchísimo esta tarta y espero que a vosotros también. Es un poco laboriosa pero no es difícil de hacer.