miércoles, 28 de mayo de 2014

Baba de camello

Cómo se le puede poner este nombre a un postre taaaaan rico?
No tenia ni idea de que existía hasta que un amigo lo recomendó en el grupo de whatsapp. Es un postre portugués, parecido a una mousse pero con una textura más ligera.
Es una bomba! advertidos estáis. Estas babas están buenísimas pero con una ración mini será más que suficiente.
Buscando la receta he visto muchas versiones, me quedo con una muy sencilla, la del blog portugués As minhas receitas.
 

 Ingredientes:

1 bote pequeño de leche condensada (370 gr.)
3 huevos
gotas de zumo de limón
 
 
Preparación:

Hacer dulce de leche con el bote de leche condensada: ponerlo en olla rápida completamente cubierto por agua y cocer durante 30 minutos.
Dejar enfriar y pasar el dulce de leche a un bol.
Separar las claras de las yemas.
Con unas varillas mezclar las yemas con el dulce de leche.
Montar las claras a punto de nieve firme con unas gotas de limón.
Incorporar las claras a punto de nieve a la mezcla anterior con cuidado y de forma envolvente hasta tener una crema homogénea.
Repartir en vasos, boles .... lo que os apetezca. Enfriar en la nevera como mínimo 2 horas. Yo lo dejé toda la noche.


A la hora de servir, bien frío, se puede espolvorear por encima galleta triturada, frutos secos
troceados o molidos ..... o también chocolate rallado, si es negro mejor para compensar el dulce del postre.
Y a disfrutar!

Gracias Hermi por la sugerencia!! me ha gustado muchísimo!
Hasta pronto!

miércoles, 21 de mayo de 2014

Oveeejas

Hoy, cocina divertida, muy divertida! pero también entretenida. Esto no se hace en un ratito, no no, lleva su tiempo.
No sé muy bien cómo llamarlas, para la mayoría serán cake pops, para otros bizcobolas..... para mi son las ovejitas del cumple de mi sobrina Sara. 
Y así las hice,


 Ingredientes:

250 gr. de bizcochos de soletilla
100 gr. de queso mascarpone
Chocolate blanco para repostería
Azúcar perlado
Fondant negro (para hacer la cabeza)
Perlitas de azúcar blancas para los ojos
Bastoncitos de regaliz para hacer las patas
Y además chocolate con leche y azúcar negro para hacer la oveja negra.
Y también palitos de piruleta


Preparación:

Lo primero es desmigajar a mano los bizcochos en un bol grande. Se hace muy rápidamente, sé que puede parecer un trabajo pesado pero se hace en un par de minutos. Si tenéis thermomix, unos segundos en velocidad 5 son suficientes.


Añadir el queso y mezclar con la punta de los dedos, cuando ya no quede resto de mascarpone coger masa entre las manos y frotar. Repetir con toda la masa. Quedará de esta forma:


Parece arena mojada. Coger un poco de masa y apretarla entre las manos. Formar una bola y achatarla un poquito por los lados. La masa debe estar suficientemente húmeda como para formar las bolas sin que se rompan o abran, si ocurre esto hay que añadir más queso.
 

Poner las bolitas en una bandeja, cubrir con film transparente y dejar enfriar en la nevera dos horas o 15 minutos en el congelador.
Una vez frías, derretir el chocolate blanco al baño María en un recipiente con una profundidad que nos permita bañar las bolas con comodidad.
Es importante que las bolas estén frías, por eso cogeremos sólo una de cada vez dejando el resto en la nevera.
Mojar la punta de un palito de piruleta en el chocolate, un centímetro y medio a ojo. Insertarlo en un costado de la bola hasta la mitad.
 

Si, como se ve en la foto, el baño no es lo suficientemente profundo para bañar toda la bola, no la movemos por el chocolate derretido sino que terminamos de cubrirla con chocolate usando una cuchara. Así evitamos que se pueda soltar del palito.
Retirar del chocolate y dejar caer el exceso. Luego dar unos golpecitos suaves con el palito sobre el borde del bol donde tenemos el chocolate para eliminar del todo el exceso.


Esperar unos segundos hasta que se enfríe un poquito el chocolate y luego espolvorear azúcar perlado por encima. Si el chocolate está todavía muy caliente, el azúcar se pegará, si, pero también se escurrirá con el chocolate.
Clavar el palito en una espuma verde de floristería (las venden en cualquier supermercado) y continuar con las demás bolas.

 
Una vez bañadas todas las bolas, comenzar con el fondant. Para poder trabajarlo bien coger un trozo y estirarlo entre las manos varias veces hasta que esté blando, ahora ya se le puede dar forma como si fuese plastilina. Hacer las cabezas de las ovejas y pegarle los ojos presionando. Con ayuda de un palillo, poner chocolate derretido por el revés de la cabeza y pegarla al cuerpo sujetando un ratito para que seque el chocolate.
Cuando estemos seguros de que las cabezas están bien pegadas y no se caen, continuar con las patas. Para ponerlas, con un palillo hacer los cuatro agujeros en la base del cuerpo e introducir las patitas presionando.
 
 
Y así quedaron!
Para presentarlas usé una caja de latón con espuma verde de floristería dentro y cubierta con paja.
Y después del primer mordisco .................
 
 
Espero que os gusten tanto como a mí.
Hasta pronto!
 
Fuente: libro "Cake pops" de Bakerella.

 

sábado, 26 de abril de 2014

Bocaditos de nuez

Hola!
Con sólo tres ingredientes y una elaboración mínima se preparan estos bocaditos de nuez! No hay excusa para no hacerlos! 
Creéis que exagero?
Ahí va la receta,


Ingredientes:

280 gr. de nueces (peso sin cáscara)
90 gr. de panela (se puede sustituir por azúcar)
1 huevo mediano


Preparación:

Para conseguir los 280 gr. de nueces tendremos que pasar un buen rato cascando nueces, aunque si tenemos la ayuda del resto de la familia será una tarea rápida y divertida.


Precalentar el horno a 180ºC y cubrir la bandeja con papel de hornear.
Triturar las nueces en thermomix, velocidad 5, 2 segundos, remover con una espátula y poner otro segundo a la misma velocidad. ¡Que queden algunos trocitos enteros y desiguales!. Y por supuesto, se puede hacer a mano aunque llevará algo más de tiempo.
Añadir la panela y el huevo. Mezclar a velocidad 5 otros 3 segundos.
Así queda la masa:


Poner montoncitos de masa sobre la bandeja, así tal cual (como en la fotografía superior), o dar forma entre las manos haciendo una bola y aplastándola un poquito, se le da forma muy fácilmente porque el aceite de las nueces hace que no se pegue la masa a las manos.
Yo lo hice de las dos maneras, el resultado lo podéis ver en la primera foto de esta entrada y........... me gustan más los bocaditos sin forma!. 
Hornear a 180ºC durante 20 minutos (con ventilador).
Pasado este tiempo retirar la bandeja del horno y pasar los bocaditos a una rejilla para que enfríen.
Al sacarlos del horno estarán un poco blandos pero endurecen al enfriar.

Como véis es una receta muy, muy fácil y super rápida.
Espero que os guste y que os animéis a hacerla.

Hasta pronto! espero.....

martes, 25 de febrero de 2014

Pudin de pan y manteca

Whole Kitchen en su propuesta dulce para el mes de febrero nos invita a preparar un clásico de la cocina británica: pudin de pan y mantequilla


Hoy un clásico de la cocina británica pero también de la gallega. Encontré referencias a esta receta en todos los libros de cocina gallega que tengo y el nombre más generalizado para ella es Mistura galega, pero también se puede llamar budín de voda o budín de miolo con pequeñas variaciones en sus ingredientes y también vincha, buxo na vixiga o bandullo cuando se cuece dentro de la vejiga del cerdo aunque en este caso no lleva leche.

 


Tengo que reconocer que no esperaba que me gustase tanto.
Lo hice así:

Ingredientes:

500 ml. de leche entera
4 huevos
1/2 barra de pan reseso
Manteca de vaca para untar (o mantequilla)
4 cucharadas colmadas de panela (o azúcar)
ralladura de limón verde
1 palo de canela
un puñado de nueces troceadas (o pasas, almendras tostadas, piñones...)

 
Preparación:

Precalentar el horno a 180º.
Con batidora o con varillas mezclar bien la leche con los huevos.
Cortar la barra de pan en rebanadas finas y untar con la manteca de vaca.
Colocar las rebanadas de pan en un molde cubriendo el fondo, espolvorear con panela y ralladura de limón verde. A continuación otra capa de pan, panela, ralladura de limón y el palo de canela. Añadir las nueces troceadas por encima.
Verter la leche sobre el pan y presionar un poco para que se empape bien.
Meter al horno y cocer durante unos 20-25 minutos. Pinchar con un palillo para ver si está cuajado y retirar del horno.
Dejar enfriar y servir, aunque yo lo probé templado y está muy bueno.


Los libros que consulté son:

"La cocina práctica" de Picadillo. Edición de Librería Arenas
"Cocina gallega" de Alvaro Cunqueiro y Araceli Filgueira. Ed. Everest
"Repostería en Galicia" de Mariano García y Fina Casalderrey. Ed. Xerais
"Recetas de repostería tradicional de la cocina familiar gallega y portuguesa" de Matilde Felpeto y Elvira Araujo. Ed. Nigra Trea

Hasta pronto,

sábado, 15 de febrero de 2014

Tarta Sacher



Hoy celebro que hace ya tres años publiqué la primera receta en el blog: tiramisú. Recuerdo perfectamente la emoción de ver el contador de visitas, los comentarios... Qué nervios! Confieso que sigo sintiendo el mismo gusanillo cada vez que publico una receta y espero seguir disfrutando de estos momentos durante mucho tiempo.
Para este aniversario elegí una Tarta Sacher, receta de Iria Castro. Una tarta chocolatosa pero nada empalagosa.



Ingredientes para el bizcocho:

120 gr. de chocolate (usé Nestlé postres)
90 gr. de mantequilla
120 gr. de azúcar
135 gr. de almendra molida
20 gr. de harina (normal, no es necesario que sea de repostería)
5 huevos
Mermelada de naranja amarga (o de albaricoque)

Ingredientes para el glaseado de chocolate:

150 gr. de azúcar
70 gr. de chocolate (Nestlé postres)
70 ml. de agua
25 gr. de cacao en polvo (usé Valor)
10 gr. de mantequilla


Preparación del bizcocho:

Precalentar el horno a 180º C.
Fundir el chocolate al baño María.
Separar las claras de las yemas. Batir 40 gr. de azúcar (de los 120 gr.) con las yemas y la mantequilla en pomada hasta que la mezcla quede esponjosa (lo hice con batidora de varillas). Si la mantequilla está muy fría, amasarla un ratito entre las manos.
Añadir el chocolate derretido, mezclar bien e incorporar la harina previamente tamizada y la almendra molida. 
Montar las claras a punto de nieve con el resto del azúcar (empiezo montando las claras y el azúcar lo añado poco a poco en cuanto las claras están ya blancas y espumosas).
Añadir las claras montadas a la masa y mezclar con una espátula con movimientos envolventes.
Pincelar un molde con aceite, verter la masa y hornear durante 50 minutos.
Retirar del horno, dejar enfriar y desmoldar.
Usé un molde de 18 cm. de diámetro, si usáis uno más grande necesitará menos tiempo de horneado.
En cuanto el bizcocho esté frío dividirlo en 3 láminas con un cuchillo de sierra, cubrir dos láminas con mermelada de naranja. Montar de nuevo el bizcocho. Envolver en papel film y guardar en el congelar 30 minutos.

Preparación del glaseado de chocolate:

Poner al fuego el agua con el azúcar. Cuando el azúcar esté diluído añadir el chocolate, el cacao y la mantequilla. Sin retirar del fuego mezclar con unas varillas hasta que todo el chocolate se haya fundido y la mezcla esté homogénea.
Dejar templar un poco.

Sacar el bizcocho del congelador, colocarlo al revés sobre una rejilla, es decir, poniendo la base del bizcocho hacia arriba porque así la superficie estará más lisa y tener la precaución de colocar debajo de la rejilla un plato o papel de horno para recoger el glaseado sobrante. Verter el glaseado templado sobre el bizcocho, caerá también por lo bordes sin que tengamos que hacer nada.
Dejar enfriar y ................. tarta Sacher lista!!

Gracias por estar ahí! Mil besos.

sábado, 25 de enero de 2014

Donuts

Whole Kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de enero nos invita a preparar un clásico de la cocina norteamericana: donuts
 
 
Hola!!
 
Hoy toca receta del Whole Kitchen y qué receta! Quién no ha comido un donut en su vida?
Yo todavía recuerdo cuando al comprar donuts te regalaban un álbum para coleccionar cromos de peces! Era precioso, alguien lo recuerda?
Bueno, al grano. Elegí la receta de Cocinando con Goizalde porque ya la había probado en otra ocasión y me gustó muchísimo. Hice algún cambio pero mínimo.
Tenéis que hacerlos, estos donuts saben a donuts! 
 
  
Donuts
 
Ingredientes:
 
300 gr. de harina blanca de trigo (usé Rincón del Segura, es harina de cultivo ecológico)
1 cucharadita de sal marina
la piel de una naranja mediana (sin parte blanca)
80 ml. de leche
40 gr. de mantequilla
25 gr. de levadura fresca
30 gr. de sirope de ágave (puede usarse miel)
1 huevo
aceite para freir 
 
 
Preparación en thermomix:
 
Poner en el vaso la harina, la sal y la piel de naranja. Triturar en velocidad máxima 30 segundos. Retirar del vaso y reservar.
Sin lavar el vaso, calentar la leche, la mantequilla y el sirope de ágave 3 minutos, 37º, velocidad 1. Agregar la levadura, mezclar 10 segundos a velocidad 6. Añadir a continuación el huevo y mezclar también 10 segundos a velocidad 6.
Añadir la harina reservada, mezclar 30 segundos a velocidad 6 y después amasar 2 minutos en velocidad espiga. Al terminar tapar el vaso con una toalla y dejar la masa levedando durante hora y media o algo más dependiendo de la temperatura de la cocina.
Pasado este tiempo sacar la masa del vaso, amasar ligeramente para hacer una bola y estirar con un rodillo sobre una superficie espolvoreada con harina. Yo dejé la masa de un grosor de medio centímetro aproximadamente sin embargo cuando repita la receta, que lo haré, dejaré la masa un poquito más gruesa.
Precalentar el horno a 40-50º C.
Cortar los donuts con un cortapastas redondo, si no tenéis valdría un vaso o una taza del diámetro que os parezca adecuado. Para cortar el círculo interior usé un cortapastas más pequeño pero valdría un tapón o algo similar. Los recortes que quedan se amasan de nuevo y volvemos a empezar hasta terminar con toda la masa.
Poner los donuts que se van cortando en una bandeja de horno con papel.
Apagar el horno y meter la bandeja con los donuts hasta que doblen o tripliquen su volumen (entre 15 y 30 minutos).
Freir en abundante aceite, no muy caliente, hasta que estén dorados por los dos lados. Poner sobre papel absorbente y preparar el glaseado.
 
 
Glaseado
 
Ingredientes:
 
300 gr. de azúcar
120 ml. de agua
 
Preparación:
 
Poner el azúcar y el agua al fuego y dejar hervir unos 5 minutos. Tenemos que conseguir un almíbar a punto de hebra fuerte. Sabemos que está listo cuando al poner un poco de almíbar entre el dedo índice y el pulgar nos queda una hebra gruesa al separar los dedos. Retirar del fuego y verter en un bol.
Bañar los donuts de uno en uno en este almíbar caliente y colocar sobre una rejilla para que pierdan el exceso. Hacer esta operación lo más rápidamente posible porque el almíbar al enfriarse espesará y será más difícil bañar el donut.
 
 
Dejar secar y ...... a comer!!
 
Con los ingredientes de esta receta salen unos 13 ó 14 donuts. Congelan perfectamente y al descongelar quedan muy bien.
 
Los próximos ......... glaseados con chocolate!!
 
Espero que os haya gustado. Hasta pronto! 
 

lunes, 13 de enero de 2014

Risolio

Hola!!
Después de tanto tiempo vuelvo al ataque con una receta que tenía muchísimas ganas de publicar. He tenido que esperar un año para saber si me gustaba o no. Y me ha gustado y mucho.
Se trata de un licor desconocido para mi hasta que leí su historia y su origen en la Revista digital BENBO, revista que se dedica a difundir la gastronomía de Galicia y todos los eventos que se cuecen por aquí. Si no la conocéis echadle un vistazo, estoy segura de que os parecerá muy interesante.
Volviendo a la receta, hace un año más o menos, en Benbo se publicó un artículo sobre este licor: "Risolio, el licor perdido". Quedé intrigada y decidí probar. El resultado ...... mejor de lo que esperaba: es un licor muy dulce, con sabor a especias, riquísimo.
Y aquí está la receta de ese artículo:


Ingredientes:

100 gr. de café molido
3 l. de agua
3 cabezas de clavo
3 piezas de anís estrellado
1 palo de canela
2 kg. de azúcar
2 l. de aguardiente


Preparación:

Preparar café en un litro de agua. Colarlo y añadirle los otros 2 litros de agua y también el clavo, el anís y la canela. Poner al fuego para que se vaya calentando mientras hacemos un caramelo con el azúcar.
Cuando el caramelo esté hecho añadirlo poco a poco y con muchísimo cuidado al café sin dejar de remover. Poner a hervir la mezcla durante 15 minutos. Dejar enfriar, colar y añadir el aguardiente. Remover bien y envasar en tarros grandes para que macere (usé uno de cuatro litros y otro de dos).
Dejar en maceración durante un año. Pasado este tiempo: embotellar, etiquetar y disfrutar!!
(Lo dejé tanto tiempo siguiendo el consejo de mi madre que hace licores buenísimos).


¡Y que no os pase como a mí, me equivoqué al etiquetar la botella y escribí 2012 en lugar de 2013!.

Un saludo y hasta pronto!

Nota posterior a la entrada: he recibido un comentario de la Revista Benbo en el que informan de que la receta de risolio de su artículo es del libro "Abecedario das mantenzas" de Fausto Galdo (Edicións Xerais). Muchísimas gracias por la información.